domingo, 27 de noviembre de 2016

Felicidades, maestro...

¡Feliz día del Maestro!

Hoy poquitas palabras, rebuscando en varios, muchos, sitios, se nos da,a todos aquellos que nos dedicamos a esto de «enseñar».   una gran alegría… se nos tiene en cuenta, se alaba nuestra profesión, se nos presta ayuda, y también, algún consejillo que otro.
En tiempos Gabriela Mistral (Lucila Godoy), gran escritora; premio Nobel de Literatura en 1945; también fue «maestra», nos deja un decálogo hermoso para todo enseñante que se precie… disfrutemos de él, aunque no definitivo, nos vino, viene y vendrá bien tenerlo en cuenta… (desde Google):
  1. Ama. Si no puedes amar mucho, no enseñes a niños.
  2. Simplifica. Saber es simplificar sin quitar esencia.
  3. Insiste. Repite como la naturaleza repite las especies hasta alcanzar la perfección.
  4. Enseña con intención de hermosura, porque la hermosura es madre.
  5. Maestro,sé fervoroso. Para encender lámparas basta llevar fuego en el corazón.
  6. Vivifica tu clase. Cada lección ha de ser viva como un ser.
  7. Acuérdate de que tu oficio no es mercancía sino oficio divino.
  8. Acuérdate.Para dar hay que tener mucho.
  9. Antes de dictar tu lección cotidiana mira a tu corazón y ve si está puro.
  10. Piensa en que Dios se ha puesto a crear el mundo de mañana.
¡Felicidades, de todo corazón, a todos los enseñantes!


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Un primer intento de volver: Siempre Federico, siempre La Fuente...


Mariposa del aire

¡que hermosa eres!

Mariposa del aire
dorada y verde.
 Luz de candil…
Mariposa del aire,
quédate ahí, ahí, ahí.
 No te quieres parar,
pararte no quieres…
Mariposa del aire,
dorada y verde.
 Luz de candil…
Mariposa del aire,
quédate ahí, ahí, ahí.
quédate ahí.

Mariposa ¿estás ahí?

domingo, 9 de octubre de 2016

Hay un viejito que...



...ha cambiado radicalmente de profesión, de currante por cuatro duros, se ha ido al mundo de la ingeniería, catador convertidor de ricos caldos en... ya lo dice el cartel.
Yo, que siempre ando buscando, para llegado el momento, a qué dedicarme; voy encontrando cosillas, unas más, otras menos, algunas insuperables, a las que dedicarme en llegado ese mágico momento.
Lo veo y concluyo... ¡cuánto tiempo estoy perdiendo!, no sé como estoy en lo mío, cuando hay tanta actividad a realizar fuera del "queme"... en fin... cosas de la vida...

sábado, 17 de septiembre de 2016

Tengo un amigo en Facebook...


... que todas las mañanas, cuando aún el gallo da los últimos sorbos a la cazalla para aclarar su cansina voz, y la luna le da las últimas instrucciones a la luz del día; se "bota", móvil a mano, a robarle unos pedacitos a la playa.
Clic aquí, clic allí... luego ya eligirá...
En todas, el ojo mecánico, reaviva colores, los ocres, los grises, azules apagados, el blanquecino de nubes que despiertan, parece, todo, sacado de una paleta, la suya... ¡suerte tiene! 
Pero nosotros, sus incondicionales, no tenemos menos; participamos del espectáculo detrás de la pantalla, sin haber tenido que madrugar, sin pasar los primeros peletes matutinos... y lo disfrutamos, ¡vaya si lo disfrutamos!
¡Gracias, amigo! por traérnosla, por hacernos sentir, desde el clic-clac, la magia de tan hermosa playa, la nuestra...

jueves, 15 de septiembre de 2016

Pequeños detalles que salen a la luz...



En tiempos, ya remotos, alguien ideó que nuestro “cole” tuviera un signo de identidad, la nuestra, y fabricó, a golpe de imaginación, un dibujito de esos que hoy llaman anagrama, qué palabro más finolis.
Luego de varios intentos, de otros, anduvo en algunos escritos, en cartelerías, en mil y una historias, de las de entonces; hasta quedar en el más dormido de los olvidos, esperando una oportunidad.
Hoy ese anagrama vuelve a ver la luz, sale a a la calle, con alguna reformilla, dejando atrás el recargue; para colocarse en el mejor sitio que podía ir, al ladito del corazón de nuestros chavales, como singo de identidad de dónde están y quienes son.
¡Enhorabuena! a quién tuviera la idea, ha sido un acierto… como dirían nuestros chavales… ¡¡¡mola!!!